Dehesa de los Canónigos

SOBRE LA BODEGA

Sobre nosotros

Dehesa de los Canónigos es una finca histórica de la Ribera del Duero que perteneció al clero en sus inicios. Tras pasar por varios dueños, en 1931 fue adquirida por la familia Cid y años más tarde fue Luis Sanz Busto quien dio forma a lo que hoy representa. Sus hijos, Iván, director general y responsable del viñedo, y Belén Sanz, directora técnica y enóloga, están actualmente al frente de esta bodega que tiene como filosofía respetar al máximo la viticultura y elaborar vinos de alta calidad con uva propia y una producción limitada.

 Viñedo y sostenibilidad

La finca, con casi dos siglos de recorrido, es un emblema en la Ribera del Duero. Pero la  familia San Cid no deja de innovar con el fin de ser más respetuosos con el medio ambiente y con los vinos, con el objetivo de conseguir sacar la máxima expresión de sus terroirs. Las recientemente renovadas instalaciones de elaboración responden a la vocación de la bodega por la búsqueda de la máxima calidad, que se fundamenta en tres ejes fundamentales: la selección exhaustiva de la uva “grano a grano”, las micro-vinificaciones de cada una de las parcelas para la obtención de la máxima expresión del terruño y la sostenibilidad de todo el proceso de elaboración.

El objetivo no es otro que trasladar las particularidades cada una de las parcelas de las 60 Ha. de viñedo a la sala de elaboración, como si de un mapa se tratarse. Este año Dehesa de los Canónigos ha logrado la certificación ecológica oficial para sus viñedos propios. Además, fieles al compromiso por preservar el medio ambiente, la bodega cuenta con un sistema de eficiencia energética cuya finalidad es minimizar la huella de Carbono.

¿Necesitas ayuda?

Contacto